Taller de Astrofísica: preguntas y respuestas

“¿Qué provoca el brillo de una perseida?”, podrías preguntarte mientras las ves atravesar el cielo. Las causantes de estos meteoros, que nos otorgan un espectáculo cada año por estas fechas, no son más que finas partículas de polvo expulsadas por un cometa en su periplo alrededor del Sol. Pero al verlas parece imposible que se trate de algo tan pequeño: ¿cómo puede entrar en la cabeza de alguien que sea un minúsculo grano de polvo lo que provoque tal destello?

Para entenderlo hace falta algo de perspectiva. Todos estamos acostumbrados, por ejemplo, a oír cifras como que la Tierra está a unos 150 millones de kilómetros del Sol, pero esto no pasa muchas veces de ser más que una cifra abstracta que tenemos tendencia a subestimar. Sabemos que nuestro planeta tarda un año en recorrer su órbita, que sería más o menos una circunferencia con esos 150.000.000 km de radio. Sin embargo es menos sabido que la longitud recorrida es tan enormemente grande que para recorrerla en un año nuestro planeta viaja por el espacio a unos 30 kilómetros por segundo, una velocidad de vértigo equivalente a más de cien mil kilómetros por hora. A velocidades parecidas viajan los cometas cuando pasan cerca de la órbita de la Tierra, y las partículas de polvo que van dejando atrás al ser arrastradas fuera del cometa por los gases resultantes al evaporarse sus hielos. De modo que cuando la Tierra y el polvo se cruzan en el mismo punto del espacio, se producen colisiones a velocidades casi inimaginables. Cuando uno de los granos penetra en nuestra atmósfera, el aire frente a él es comprimido de forma tan rápida e intensa que se calienta a miles de grados y empieza a brillar, hasta que el pequeño grano de polvo es destruido por las altas temperaturas. Es nuestro aire el que brilla, convertido momentáneamente en plasma durante una fracción de segundo.

Puede que tus preguntas sean otras. Tal vez, al contemplar el cielo esperando ver los meteoros te preguntes cómo y por qué nacen todas esas estrellas que adornan el firmamento. Es posible que lo que quieras saber corresponda a algún cuerpo cercano de nuestro Sistema Solar, o por el contrario algo más profundo como qué sabemos de esa misteriosa materia oscura que según los científicos compone la mayor parte de la masa del Universo. Este domingo 12 de agosto podrías tener la respuesta a alguna de esas preguntas, que estaré respondiendo en la observación pública de Hondón de las Nieves. Si quieres, podemos vernos allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>