Cúmulos estelares

Este mes, creemos necesario hacer hincapié en un tipo de astros que no son muy bien conocidos, pero que son de una espectacularidad impresionante: los cúmulos estelares.

Estos conjuntos de estrellas, son accesibles con prismáticos y telescopios de pequeño tamaño. Algunos también a simple vista.

¿Qué son? Se trata de condensaciones locales de estrellas unidas por fuerzas gravitacionales que aparecen en el cielo como concentraciones de puntos luminosos o, incluso, como tenues nebulosidades.

Según su estructura se subdividen en Cúmulos Abiertos y Cúmulos Globulares.

Los cúmulos abiertos se encuentran en el disco galáctico, zona donde también se sitúa nuestro sistema solar y donde todavía se están creando estrellas nuevas. Formados, generalmente, por estrellas jóvenes -pocas, no suelen pasar de cien- que han nacido de una misma nebulosa.

Los cúmulos globulares, se llaman así por su aspecto esférico, son agrupaciones de hasta un millón de estrellas muy próximas entre sí, con un núcleo tan compacto que en muchos casos resulta imposible, incluso con un potente telescopio, distinguir cada estrella separada de sus vecinas. Son objetos casi tan viejos como nuestra galaxia, unos 13.000 millones de años.

Mencionaremos algunos dignos de observar durante este final de invierno: ABIERTOS: M-52 en Casiopea, la constelación en forma de W, cerca del horizonte norte. M-34 en Perseo, un precioso doble cúmulo, se puede localizar un poco a la izquierda de Casiopea. M-45 Las famosas Pléyades, en Tauro, conocidas también como las 7 Hermanas o las 7 Cabrillas, un precioso racimo de zafiros a 450 años luz, compuesto por unas 500 estrellas, si bien a simple vista se reconocen 7-8 y con prismáticos algunas más. Cerca, en la misma constelación de Tauro, podemos distinguir Las Híades. Sus 80 estrellas distan de nosotros unos 150 años luz. M-35 es otro precioso cúmulo que podemos localizar a los pies de la figura de Los Gemelos (Gémini). M-36, 37 y 38 en Auriga. M-41 en Can Mayor, sus 100 estrellas se ven cerca de Sirio un lucero inconfundible. M-50 en Monoceros. Y M-44 en Cáncer, conocido como el Pesebre o la Colmena.
GLOBULARES: M-79 en Lepus (Liebre) a 40.000 a. l. se aleja de nosotros a unos 200 km/s. Lo veremos cerca del horizonte. Los globulares se empiezan a observar en mayor número a final de primavera, cuando el cielo nocturno está orientado hacia el centro de nuestra galaxia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>