¿Astronomía?

Para muchos la astronomía es una ciencia sin importancia y totalmente ajena al hombre. No es como otras disciplinas, por ejemplo la medicina, la economía, la física, las matemáticas, la biología, que son claramente visibles y directamente influyentes en nuestras vidas. Incluso hay quien piensa que la astronomía es algo supersticioso.

Con un criterio pragmático muy propio de los tiempos que vivimos, algunos se  preguntan: ¿qué más da que el universo se expanda o no, o que el Sol se extinga dentro de varios miles de millones de años?, ¿no son fechas demasiado lejanas como para prestarles atención?, ¿por qué gastar incalculables sumas de dinero en gigantescos telescopios, mandar robots exploradores a Marte, o sueldos a científicos que se pasan el día estudiando estrellas y discutiendo sobre la estructura del universo.

Hay una frase que me gusta mucho, y es uno de los pilares de mi forma de ser y de ver el mundo: “Sólo se ama lo que se conoce”.

La astronomía fue posiblemente la primera ciencia y es la base de todo conocimiento, es la impulsora de grandes cambios en la humanidad. Surgió primero como herramienta para establecer un calendario y así saber cuando sembrar o recolectar, pasando el hombre de ser nómada a sedentario e impulsando así las grandes civilizaciones. Las estrellas fueron también nuestro primer GPS, nos ayudaron a orientarnos y navegar en busca de otras tierras y abrió nuevas fronteras sobre el mundo conocido.

En el siglo XVI, Copérnico y Galileo quitaron a la Tierra del centro del universo, ello supuso una gran revolución científica, que cambió nuestra forma de ver el mundo e impulsó todas las demás ciencias, desde la electricidad hasta la ingeniería genética fueron fruto de ese cambio, y fue aquí donde comenzó el fin de la edad medieval.

Hoy la astronomía sigue siendo la mayor impulsora tecnológica y científica. Muchas ramas del conocimiento están interconectadas con ella: la física, las matemáticas, la biología, geología… Además está interrelacionada con el arte, la historia, antropología, educación de valores, filosofía y educación intercultural.

Cuando estudiamos el vasto universo, nos damos cuenta de nuestro lugar en él, y nos hace ser más humildes, bondadosos con los nuestros, y preservar y cuidar el único hogar que tenemos. Somos una especie joven que descaradamente mira y explora lo que le rodea para intentar comprenderlo, igual que los cartógrafos dibujaban las costas de las nuevas tierras descubiertas hace 500 años.

Acabamos de llegar, en muy pocos cientos de años hemos aprendido mucho de lo que nos rodea. Estamos en un momento álgido de la astronomía, en el que continuamente se están haciendo nuevos descubrimientos, como planetas en otras estrellas. ¿quién sabe cuál será el próximo gran cambio que producirá la astronomía y transformará nuestra forma de ser y de ver el mundo?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>